sábado, 23 de febrero de 2008

Comida de Cuaresma: La espera de la resurrección primaveral

El pensamiento humano, tanto el cristiano que espera la resurrección de Cristo, como el pagano que celebra la resurrección primaveral de la vida, coinciden en dar gran importancia a este momento del año. Momento que se aprovecha para la purificación física y espiritual del hombre, que debe prepararse para la resurrección después de la muerte que ha significado el largo y crudo invierno.
Durante toda la temporada de Cuaresma no pueden faltar los buñuelos, que se hacen en todos los países cristianos, con ingredientes sencillos y de distintas formas, siempre fermentados y bien hinchados para que se distingan del pan ácimo que se come de forma ritual en los banquetes de Pascua hebrea.

Buñuelos de Cuaresma


Ingredientes:
150 g de harina
4 huevos
30 g de mantequilla
corteza de ½ limón rallada
50 g de azúcar
un l de aceite para freír
sal

En una cazuela al fuego poner ¼ de litro de agua, la mantequilla, una pizca de sal y hervir unos minutos.
Mezclar la corteza de limón rallada con la harina y añadirla a la cazuela. Mezclar continuamente 3 o 4 minutos hasta que se forme una pasta fina y densa.
Retirar del fuego e ir incorporando los huevos de uno en uno, sin dejar de mezclar.
Calentar abundante aceite en una sartén, coger con una cucharilla la pasta, formar unas bolitas lo más redondas posible y echarlas en el aceite caliente.
Freír los buñuelos hasta que estén bien doraditos, entonces sacarlos con una espumadera y colocarlos en una fuente cubierta con papel de cocina absorvente.
Antes de servir, colocar los buñuelos en una plato de servir, espolvorearlos abundantemente con azúcar y llevarlos a la mesa.

2 comentarios:

luz dijo...

carmela, me encanta tu blog, es una preciosidad, no me canso de leerlo, tengo tu libro ,y vas hacer otro?

Carmela Miceli dijo...

Hola Luz, muchas gracias por tus elogios.
Estoy trabajando en varios libros que se podrán descargar online desde mi sitio web. Solo se debe esperar...

Un abrazo grande.