jueves, 6 de diciembre de 2007

Los panes dulces de Navidad italianos

El Panettone —un bollo con pasas y fruta confitada, tradicional de Milán— es también conocido como el "Pan de Navidad" de la Lombardía. La historia, más o menos verdadera, de este pan dulce nació hace más de cinco siglos, alrededor de 1490, cuando un joven aristócrata se enamoró de la hija de un pastelero de Milán. Para demostrarle su amor se hizo pasar por aprendiz de pastelero e inventó un pan azucarado en forma de cúpula a base de frutas con aroma de limón y naranjas. Los milaneses empezaron a acudir en masa a la pastelería a pedir el pan de Toni, así se llamaba el dueño de la pastelería, y de ahí viene el nombre de "panettone".
Otra historia del Panettone la encontramos en el libro “Leggende e storie milanesi” de Laura Maragnani y Franco Fava. Esta historia relaciona el Panettone con un gran pan que originariamente se preparaba para ser consumido en familia y en una tradicional ceremonia navideña llamada “del Ciocco”. El padre de familia se persignaba, cogía un grueso tronco de alcornoque, lo colocaba en la chimenea bajo unas ramitas de enebro y encendía el fuego. A continuación echaba vino en una copa y con una parte rociaba las llamas, bebía un sorbo y pasaba la copa para que los demás miembros de la familia bebieran un poco. Después, el padre echaba unas monedas al tronco ardiendo. Al final se presentaban en la mesa tres grandes panes de trigo, de los cuales se cortaban unos pequeños fragmentos, que se conservaban hasta la próxima Navidad. Este pan se consideraba el “antepasado” del Panettone y tenía poderes mágicos.
De aquel primer pan se han derivado numerosas variaciones y se puede encontrar con uvas, pasas, piñones, almendras y frutas confitadas.
En Milán terminó por convertirse en un dulce tradicional navideño, sobre todo desde que los empresarios empezaron a regalarlo a sus clientes como obsequio.
Este tipo de pan dulce tiene una masa muy elaborada, hecha con abundantes huevos, perfumada con cedrón abrillantado, pasas sultanas, cáscara de naranja, decorado con almendras tostadas y azúcar granulado. Su forma es más alta que la del pan genovés y su coloración más clara y rubia. Goza de mucha aceptación en Italia y en muchos países de Europa y Sudamérica.

Panettone


Ingredientes:
500 g harina
4 huevos
2 yemas
150 g mantequilla
150 g azúcar
100 g almendras
100 g naranja confitada
50 g terrones de azúcar
1 vaso de leche
50 g levadura de cerveza
sal  

Pelar las almendras. Con la mitad de la harina y la levadura desleída en un poco de leche tibia formar una masa de levadura que se pondrá a fermentar cubierta con un paño. Cuando haya doblado su volumen, agregar los huevos, una yema, harina restante, azúcar, mantequilla, una pizca de sal, fruta confitada troceada y la leche. Poner nuevamente a fermentar sobre una fuente de horno engrasada, dándole la forma que se desea (resulta útil el anillo de un molde redondo desmontable). Pintar la superficie con la yema restante y epolvorear por encima las almendras junto con los terrones de azúcar picados. Poner a fermentar en sitio templado. Cuando haya crecido nuevamente el doble, meterlo en el horno y cocerlo por espacio de una hora, primero a temperatura fuerte, luego a calor moderado.

1 comentario:

JennDZ - The Leftover Queen dijo...

Me gusto panettone. Es il pane muy delicioso come "French Toast". Es la comida de Navidad!

Bienvenido a Foodie Blogroll!