miércoles, 26 de diciembre de 2007

Cassata siciliana

La Navidad, en la bella Sicilia Italiana, huele también a “scorze di cannoli fritti”, tubitos de pasta crujientes que se rellenan de crema de queso); a “Cassata”, tarta de queso fresco “ricotta” con fruta escarchada y chocolate; a “mpanate” (empanadas) calientes, con toda la variedad de sus rellenos: “mpanata natalizia nissena”, e la “mpanata ionica di Natale”; a “cudduredda di vinu cottu” rosquilla de vino cocido; a “Sfinci”, buñuelos fritos en aceite, especialidad navideña del “Valle del Belice” que las suegras regalan a las nueras; a rosquillas tostadas llamadas “roccocó”. Todo esto para alegrar la temporada del Adviento y las largas noches en casa, en compañía de la familia y amigos. Aromáticos dulces y sabrosos tentempiés que acompañan las charlas y la “Tombola”, especie de Bingo casero.

Ingredientes:


250 g de galletas de chocolate
125 g de mantequilla o margarina vegetal fundida
750 g de queso ricotta fresca (u otro queso tipo cuajada o queso de nata)
200 g de azúcar
3 yemas de huevos
la piel de un limón rallada
180 g de fruta escarchada en trocitos
un par de cucharadas soperas de cáscara de naranja y limón confitada y en trocitos
½ taza de chocolate en trocitos
azúcar en polvo

Triturar las galletas con una picadora hasta reducirlas en polvo. Añadir la mantequilla o margarina fundida a baño María y amasar bien. Forrar con papel vegetal un molde de horno redondo de unos 25 cm de diámetro y extender bien la masa preparada.
Batir los huevos con el azúcar durante unos minutos, añadir el queso y batir un rato más. Unir la piel de limón rallada, la fruta escarchada, las pieles de naranja y limón confitadas, el chocolate en trocitos y remover bien. Extender la mezcla encima de la masa de galletas, alisar y poner al horno a 180º de temperatura, durante unos 54/50 minutos, o hasta que la superficie adquiera un tono marrón tostado y el relleno se note consistente.
Retirar la tarta del horno y dejarla enfriar.
Sacar la Cassata del molde con cuidado, espolvorearla con azúcar en polvo, una pizca de canela y servir.
Se puede sustituir la base de masa de galletas de la tarta, por una masa de pasta brisa ya preparada, que facilita un poco más el trabajo, pero el gusto es diferente. Probar las dos versiones y decidir cual os gusta más. Este pastel se guarda en la nevera hasta el momento de servir.

La deliciosa tarta de queso tradicional de Sicilia, tiene otra versión en Nápoles, donde se prepara con el mismo relleno de queso ricotta, pero como base se utiliza un suave y esponjoso bizcocho ya preparado con antelación o comprado. Entonces todo se elabora en frío procediendo de esta manera: se corta el bizcocho en dos capas, se bañan con algún licor dulce, se exiende la crema de queso en la pimera capa y se cubre con la otra mitad del bizcocho. Para acabar se cubre el pastel con el resto del la crema de queso, se alisa bien, se adorna con más fruta escarchada y se pone en la nevera hasta al momento de servir.
La Cassata es perfecta para concluir exitosamente una buena comida de fiesta, para regalar, o llevar como homenaje a la familia que nos ha amablemente invitado a compartir con ella las celebraciones navideñas.

3 comentarios:

Diana dijo...

Acabo de descubrir lo que es la cassata gracias a ti y tiene una pinta... Estoy segura de que me encantará :)

Anónimo dijo...

Thanks for one more greet post. Keep up the good work.

Anónimo dijo...

I just added this website to my feed reader, excellent stuff. Cannot get enough!